Amigos Católicos


Lugar de encuentro de católicos de todo el mundo.

«EXHORTACIÓN APOSTÓLICA: “GAUDETE ET EXSULTATE” (Punto 137)»

Lugar de encuentro de católicos de todo el mundo para realizar peticiones de oración y reflexionar, en español, sobre temas católicos. Este foro pertenece a AMIGOS CATÓLICOS y está sujeto a unas normas que deberás aceptar para participar. Este foro está moderado por Antonio(Webmaster), por lo que cualquier mensaje inadecuado será eliminado.

«EXHORTACIÓN APOSTÓLICA: “GAUDETE ET EXSULTATE” (Punto 49)»

Notapor esoto » 18 May 2018 19:47

Imagen

Una voluntad sin humildad

Punto 49.
Los que responden
a esta mentalidad
pelagiana o
semipelagiana,

aunque hablen
de la gracia de Dios
con discursos edulcorados
«en el fondo
solo confían
en sus propias
fuerzas
y se sienten
superiores a otros
por cumplir
determinadas
normas
o por ser
inquebrantablemente
fieles a cierto estilo
católico»[46].


Cuando algunos de ellos
se dirigen a los débiles
diciéndoles que todo se puede
con la gracia de Dios,
en el fondo suelen
transmitir la idea
de que todo se puede
con la voluntad humana,
como si ella fuera algo
puro, perfecto,
omnipotente,
a lo que se añade
la gracia.

Se pretende
ignorar que
«no todos
pueden todo»[47],

y que en esta vida
las fragilidades
humanas
no son sanadas
completa y
definitivamente
por la gracia[48].

En cualquier caso,
como enseñaba
san Agustín,
Dios te invita
a hacer
lo que puedas
y a pedir lo que
no puedas[49];
o bien a decirle
al Señor
humildemente:

«Dame lo que me pides
y pídeme lo que quieras»
[50]
.


[46] Exhort. ap. Evangelii gaudium
(24 noviembre 2013), 94:
AAS 105 (2013), 1059.

[47] Cf. S. Buenaventura,
Las seis alas del Serafín 3,8:
«Non omnes omnia possunt».
Cabe entenderlo en la línea del
Catecismo de la Iglesia Católica, 1735.

[48] Sto. Tomás de Aquino,
Summa Theologiae
I-II, q.109, a.9, ad 1:
«La gracia entraña
cierta imperfección,
en cuanto no sana
perfectamente
al hombre».


[49] Cf. La naturaleza
y la gracia,

XLIII, 50: PL 44,271.

[50] Confesiones X, 29, 40:
PL 32, 796.
Imagen
Avatar de Usuario
esoto
 
Mensajes: 8224
Registrado: 31 Jul 2012 09:42

«EXHORTACIÓN APOSTÓLICA: “GAUDETE ET EXSULTATE” (Punto 50)»

Notapor esoto » 19 May 2018 11:03

Imagen

Punto 50.
En el fondo, la falta de
un reconocimiento sincero,
dolorido y orante de
nuestros límites
es lo que impide
a la gracia actuar
mejor en nosotros,

ya que no le deja espacio
para provocar
ese bien posible
que se integra en
un camino sincero
y real de crecimiento[51].

La gracia, precisamente
porque supone
nuestra naturaleza,
no nos hace
superhombres
de golpe.

Pretenderlo sería
confiar demasiado
en nosotros mismos.

En este caso,
detrás de la ortodoxia,
nuestras actitudes
pueden no corresponder
a lo que afirmamos
sobre la necesidad
de la gracia,
y en los hechos
terminamos confiando
poco en ella.

Porque si no advertimos
nuestra realidad
concreta y limitada,
tampoco podremos ver
los pasos reales y posibles
que el Señor nos pide
en cada momento,
después de
habernos capacitado
y cautivado con su don.

La gracia actúa
históricamente
y, de ordinario,
nos toma
y transforma
de una forma
progresiva[52].

Por ello, si rechazamos
esta manera
histórica y progresiva,
de hecho podemos llegar
a negarla y bloquearla,
aunque la exaltemos
con nuestras palabras.


[51] Cf. Exhort. ap. Evangelii gaudium
(24 noviembre 2013), 44: [/çi]AAS[/i] 105 (2013), 1038.

[52] La fe cristiana entiende la gracia
como preveniente, concomitante
y subsecuente a nuestras acciones
(cf. Conc. Ecum. de Trento, Ses. VI,
Decr. de iustificatione,
sobre la justificación, cap. 5: DH, 1525).
Imagen
Avatar de Usuario
esoto
 
Mensajes: 8224
Registrado: 31 Jul 2012 09:42

«EXHORTACIÓN APOSTÓLICA: “GAUDETE ET EXSULTATE” (Punto 51)»

Notapor esoto » 20 May 2018 07:01

Imagen

Punto 51.
Cuando Dios se dirige
a Abraham le dice:
«Yo soy Dios todopoderoso,
camina en mi presencia
y sé perfecto»
(Gn 17,1).

Para poder ser perfectos,
como a Él le agrada,
necesitamos vivir
humildemente en
su presencia,
envueltos en su gloria;
nos hace falta caminar
en unión con Él
reconociendo su amor
constante en
nuestras vidas.

Hay que perderle el miedo
a esa presencia que
solamente puede
hacernos bien.

Es el Padre que
nos dio la vida
y nos ama tanto.

Una vez que
lo aceptamos
y dejamos de
pensar nuestra
existencia sin Él,
desaparece
la angustia de
la soledad (cf. Sal 139,7).

Y si ya no ponemos
distancias frente a Dios
y vivimos en su presencia,
podremos permitirle
que examine
nuestro corazón
para ver si va
por el camino
correcto
(cf. Sal 139,23-24).

Así conoceremos
la voluntad agradable
y perfecta del Señor
(cf. Rm 12,1-2)
y dejaremos que
Él nos moldee
como un alfarero
(cf. Is 29,16).

Hemos dicho tantas veces
que Dios habita en nosotros,
pero es mejor decir que
nosotros habitamos en Él,
que Él nos permite vivir
en su luz y en su amor.

Él es nuestro templo:
lo que busco es habitar
en la casa del Señor
todos los días
de mi vida
(cf. Sal 27,4).

«Vale más un día en tus atrios
que mil en mi casa»
(Sal 84,11).

En Él somos
santificados.
Imagen
Avatar de Usuario
esoto
 
Mensajes: 8224
Registrado: 31 Jul 2012 09:42

«EXHORTACIÓN APOSTÓLICA: “GAUDETE ET EXSULTATE” (Punto 52)»

Notapor esoto » 21 May 2018 07:09

Imagen

Una enseñanza de la Iglesia
muchas veces olvidada

Punto 52.
La Iglesia enseñó
reiteradas veces
que no somos justificados
por nuestras obras
o por nuestros esfuerzos,
sino por la gracia del Señor
que toma la iniciativa.


Los Padres de la Iglesia,
aun antes de san Agustín,
expresaban con claridad
esta convicción primaria.

San Juan Crisóstomo
decía que Dios
derrama en nosotros
la fuente misma
de todos los dones
antes de que nosotros
hayamos entrado
en el combate[53].

San Basilio Magno
remarcaba que el fiel
se gloría solo en Dios,
porque «reconoce estar
privado de la verdadera justicia
y que es justificado únicamente
mediante la fe en Cristo»[54].



[53] Cf. Homilías sobre
la carta a los Romanos,

IX, 11: PG 60, 470.

[54] Homilía sobre
la humildad: PG
31, 530.
Imagen
Avatar de Usuario
esoto
 
Mensajes: 8224
Registrado: 31 Jul 2012 09:42

«EXHORTACIÓN APOSTÓLICA: “GAUDETE ET EXSULTATE” (Punto 53)»

Notapor esoto » 21 May 2018 19:07

Imagen

Punto 53.
El II Sínodo de Orange
enseñó con firme autoridad
que nada humano puede
exigir, merecer o comprar
el don de la gracia divina,

y que todo lo que pueda
cooperar con ella
es previamente
don de la misma gracia:

«Aun el querer ser limpios
se hace en nosotros por
infusión y operación
sobre nosotros del
Espíritu Santo»[55].


Posteriormente, aun cuando
el Concilio de Trento
destacó la importancia
de nuestra cooperación
para el crecimiento espiritual,
reafirmó aquella
enseñanza dogmática:

«Se dice que somos
justificados gratuitamente,
porque nada de lo que
precede a la justificación,
sea la fe, sean las obras,
merece la gracia misma
de la justificación;
“porque si es gracia,
ya no es por las obras;
de otro modo la gracia
ya no sería gracia”
(Rm 11,6)»[56].



[55] Canon 4, DH 374.

[56] Ses. VI, Decr. de iustificatione,
sobre la justificación, cap. 8: DH 1532.
Imagen
Avatar de Usuario
esoto
 
Mensajes: 8224
Registrado: 31 Jul 2012 09:42

«EXHORTACIÓN APOSTÓLICA: “GAUDETE ET EXSULTATE” (Punto 54)»

Notapor esoto » 22 May 2018 13:02

Imagen

Punto 54.
El Catecismo de
la Iglesia Católica

también nos recuerda
que el don de la gracia
«sobrepasa
las capacidades
de la inteligencia
y las fuerzas de
la voluntad
humana»[57],

y que «frente
a Dios no hay,
en el sentido de
un derecho estricto,
mérito alguno
de parte del hombre.

Entre Él y nosotros
la desigualdad
no tiene medida»[58].


Su amistad
nos supera
infinitamente,
no puede ser
comprada por nosotros
con nuestras obras
y solo puede ser
un regalo de su
iniciativa de amor.

Esto nos invita a vivir
con una gozosa gratitud
por ese regalo que
nunca mereceremos,
puesto que
«después que uno
ya posee la gracia,
no puede la gracia
ya recibida caer
bajo mérito»[59].


Los santos
evitan depositar
la confianza en
sus acciones:

«En el atardecer
de esta vida
me presentaré ante Ti
con las manos vacías, Señor,
porque no te pido
que lleves cuenta
de mis obras.

Todas nuestras justicias
tienen manchas
a tus ojos»[60].



[57] Catecismo de
la Iglesia Católica
, N. 1998.

[58] Catecismo de
la Iglesia Católica
, N. 2007.

[59] Sto. Tomás de Aquino,
Summa Theologiae
I-II, q.114, a.5.

[60] Sta. Teresa de Lisieux,
“Acto de ofrenda al
Amor misericordioso”
(Oraciones, 6).
Imagen
Avatar de Usuario
esoto
 
Mensajes: 8224
Registrado: 31 Jul 2012 09:42

«EXHORTACIÓN APOSTÓLICA: “GAUDETE ET EXSULTATE” (Punto 55)»

Notapor esoto » 23 May 2018 08:47

Imagen

Punto 55.
Esta es una de
las grandes
convicciones
definitivamente
adquiridas
por la Iglesia,
y está tan
claramente
expresada
en la Palabra
de Dios que
queda fuera de
toda discusión.


Así como el supremo
mandamiento del amor,
esta verdad debería
marcar nuestro
estilo de vida,
porque bebe
del corazón
del Evangelio
y nos convoca
no solo a aceptarla
con la mente,
sino a convertirla
en un gozo
contagioso.

Pero no podremos
celebrar con gratitud
el regalo gratuito
de la amistad con
el Señor si
no reconocemos
que aun nuestra
existencia terrena
y nuestras
capacidades
naturales
son un regalo.

Necesitamos
«consentir
jubilosamente que
nuestra realidad
sea dádiva,
y aceptar aun
nuestra libertad
como gracia.

Esto es lo difícil
hoy en un mundo
que cree tener
algo por sí mismo,
fruto de su propia
originalidad o
de su libertad»[61].



[61] Lucio Gera,
“Sobre el misterio del pobre”,
en P. Grelot-L. Gera-A. Dumas,
El Pobre, Buenos Aires 1962, 103.
Imagen
Avatar de Usuario
esoto
 
Mensajes: 8224
Registrado: 31 Jul 2012 09:42

«EXHORTACIÓN APOSTÓLICA: “GAUDETE ET EXSULTATE”(Punto 56)»

Notapor esoto » 24 May 2018 07:47

Imagen

Punto 56.
Solamente a partir
del don de Dios,
libremente acogido
y humildemente recibido,
podemos cooperar
con nuestros esfuerzos
para dejarnos
transformar
más y más[62].


Lo primero es
pertenecer a Dios.

Se trata de ofrecernos
a Él que nos primerea,
de entregarle
nuestras capacidades,
nuestro empeño,
nuestra lucha contra el mal
y nuestra creatividad,
para que su don gratuito
crezca y se desarrolle
en nosotros:

«Os exhorto,
pues, hermanos, por
la misericordia de Dios,
a que presentéis
vuestros cuerpos
como sacrificio
vivo, santo,
agradable a Dios»

(Rm 12,1).

Por otra parte, la Iglesia
siempre enseñó
que solo la caridad
hace posible
el crecimiento
en la vida
de la gracia,
porque si no
tengo caridad,
no soy nada
(cf. 1 Co 13,2).


[62] Esta es,
en definitiva,
la doctrina católica
acerca del «mérito»
posterior a la justificación:
se trata de
la cooperación
del justificado
para el crecimiento
de la vida de la gracia
(cf. Catecismo de
la Iglesia Católica, 2010).
Pero esta cooperación
de ninguna manera
hace que
la justificación misma
y la amistad con Dios
se vuelvan objeto
de un mérito humano.
Imagen
Avatar de Usuario
esoto
 
Mensajes: 8224
Registrado: 31 Jul 2012 09:42

«EXHORTACIÓN APOSTÓLICA: “GAUDETE ET EXSULTATE”(Punto 57)»

Notapor esoto » 27 May 2018 23:17

Imagen

Los nuevos pelagianos

Punto 57.
Todavía hay cristianos
que se empeñan
en seguir otro camino:


El de la justificación
por las propias fuerzas,
el de la adoración de
la voluntad humana
y de la propia capacidad,
que se traduce en
una autocomplacencia
egocéntrica y
elitista privada del
verdadero amor.

Se manifiesta
en muchas actitudes
aparentemente
distintas:

La obsesión por la ley,
la fascinación por mostrar
conquistas sociales y políticas,
la ostentación en
el cuidado de la liturgia,
de la doctrina y del
prestigio de la Iglesia,
la vanagloria ligada a
la gestión de
asuntos prácticos,
el embeleso por
las dinámicas
de autoayuda
y de realización
autorreferencial.

En esto algunos cristianos
gastan sus energías
y su tiempo,
en lugar de dejarse
llevar por el Espíritu
en el camino del amor,
de apasionarse por
comunicar la hermosura
y la alegría del Evangelio
y de buscar a los perdidos
en esas inmensas multitudes
sedientas de Cristo[63].



[63] Cf. Exhort. ap. Evangelii gaudium
(24 noviembre 2013), 95: AAS 105 (2013), 1060.
Imagen
Avatar de Usuario
esoto
 
Mensajes: 8224
Registrado: 31 Jul 2012 09:42

«EXHORTACIÓN APOSTÓLICA: “GAUDETE ET EXSULTATE”(Punto 58)»

Notapor esoto » 29 May 2018 07:19

Imagen

Punto 58.
Muchas veces, en contra
del impulso del Espíritu,
la vida de la Iglesia
se convierte en
una pieza de museo
o en una posesión
de pocos.


Esto ocurre cuando
algunos grupos cristianos
dan excesiva importancia
al cumplimiento de
determinadas
normas propias,
costumbres
o estilos.

De esa manera,
se suele reducir y
encorsetar
el Evangelio,
quitándole
su sencillez
cautivante
y su sal.

Es quizás una forma
sutil de pelagianismo,
porque parece someter
la vida de la gracia
a unas estructuras
humanas.

Esto afecta
a grupos,
movimientos
y comunidades,
y es lo que explica
por qué tantas veces
comienzan con
una intensa
vida en el Espíritu,
pero luego
terminan
fosilizados...
o corruptos.
Imagen
Avatar de Usuario
esoto
 
Mensajes: 8224
Registrado: 31 Jul 2012 09:42

AnteriorSiguiente

Volver a ORACIÓN Y REFLEXIÓN

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 8 invitados