Amigos Católicos


Lugar de encuentro de católicos de todo el mundo.

CUIDADO CON LA NOSTALGIA

Lugar de encuentro de católicos de todo el mundo para realizar peticiones de oración y reflexionar, en español, sobre temas católicos. Este foro pertenece a AMIGOS CATÓLICOS y está sujeto a unas normas que deberás aceptar para participar. Este foro está moderado por Antonio(Webmaster), por lo que cualquier mensaje inadecuado será eliminado.

CUIDADO CON LA NOSTALGIA

Notapor Montemar » 17 Ago 2018 15:44

        Imagen

Estas últimas semanas, al estar iniciando un nuevo camino en un nuevo lugar, con todo lo que eso supone de separaciones, desgarros del corazón, afrontar lo desconocido… estoy comprobando una vez más lo que es la nostalgia y la tentación de mirar hacia atrás y escribo estas líneas para compartirlo con vosotros y recordaros -y recordarme a mí misma- lo peligroso que es.

Os digo lo que me enseñó una monja santa e inteligente hace muchos años y que he ido comprobando por mí misma a lo largo de mi vida: nunca mirar hacia atrás, ¡ni para coger impulso! Y cuidado con la vieja tentación de los lamentos y de ir por la vida gimiendo y llorando diciendo que cualquier tiempo pasado fue mejor. Eso es mentira. Ningún tiempo pasado fue mejor, ni tampoco el futuro que -sencillamente- no existe.

El mejor tiempo es el presente que nos está tocando vivir. Es el único tiempo que tenemos realmente: con sus luces y sus sombras, sus alegrías, sus tristezas, sus desgarros y sus sorpresas. Hoy y ahora y aquí son la realidad que tengo para ser feliz y hacer felices a los que me rodean, o para lo contrario: para hacerlos infelices. No perdamos el tiempo en quejas y lamentos estériles, porque la vida es así: está sembrada de desgarros, renuncias y separaciones, pero no son malos ni negativos, aunque cuesten.

Que algo nos resulte difícil y penoso, no significa que sea malo, sino que requiere un esfuerzo especial de nosotros mismos y nos puede resultar duro, pero no es malo. Sentir nostalgia de lo anterior tampoco es extraño, ni es malo en sí mismo, lo que es malo es que nos anclemos ahí y ya no avancemos o vayamos arrastrándonos como ánimas en pena, y además desaprovechemos el momento actual para vivir intensamente. Porque lamentarnos por el pasado y dejarnos arrastrar por la nostalgia es estéril y nos saca de la realidad presente, que es de verdad lo único que tenemos.

El presente y sus circunstancias son nuestra única posesión en el tiempo, y hemos de afrontarlo y vivirlo. Hay que coger el toro por los cuernos y torearlo ya, sin lamentos ni demoras, porque me lo juego todo y es lo único que tengo: este tiempo presente para amar y hacer el bien. ¿Aún no hemos caído en la cuenta de que el pasado ya no existe -existió pero no existe- y el futuro tampoco, porque aún no está aquí y ni siquiera sé si voy a poder disponer de él, porque no sé si voy a estar viva mañana?

Centrémonos en el presente y dejémonos de añoranzas. Es bonito que sintamos nostalgia y nos duela el corazón, porque significa que hemos vivido y hemos ido dejando girones de nuestra alma en los lugares y en las personas, creando lazos de cariño y de entrega, y eso es muy hermoso, pero no podemos anclarnos, no podemos detenernos ni dejar de ser felices por añorar el pasado y echar a perder el presente. Hay que luchar… y darlo todo y aprovechar el presente para descubrir todo lo que Dios nos brinda de felicidad ahora, en este presente, y sacarlo a la luz y hacerlo realidad. ¡Cuidadito con las añoranzas y nostalgias excesivas! Eso ya no es sano ni normal: y lo peor es alimentarlas y darles cancha. Acordaos: hacia atrás… ¡ni para coger impulso!

Madre Olga
C.S.C.J
Montemar

Imagen

Señor, que sepa vivir abrazada al Evangelio.
Avatar de Usuario
Montemar
 
Mensajes: 38014
Registrado: 14 Nov 2008 10:01

Re: CUIDADO CON LA NOSTALGIA

Notapor Maria de Lourdes » 17 Ago 2018 16:53

Montemar escribió:
        Imagen

Estas últimas semanas, al estar iniciando un nuevo camino en un nuevo lugar, con todo lo que eso supone de separaciones, desgarros del corazón, afrontar lo desconocido… estoy comprobando una vez más lo que es la nostalgia y la tentación de mirar hacia atrás y escribo estas líneas para compartirlo con vosotros y recordaros -y recordarme a mí misma- lo peligroso que es.

Os digo lo que me enseñó una monja santa e inteligente hace muchos años y que he ido comprobando por mí misma a lo largo de mi vida: nunca mirar hacia atrás, ¡ni para coger impulso! Y cuidado con la vieja tentación de los lamentos y de ir por la vida gimiendo y llorando diciendo que cualquier tiempo pasado fue mejor. Eso es mentira. Ningún tiempo pasado fue mejor, ni tampoco el futuro que -sencillamente- no existe.

El mejor tiempo es el presente que nos está tocando vivir. Es el único tiempo que tenemos realmente: con sus luces y sus sombras, sus alegrías, sus tristezas, sus desgarros y sus sorpresas. Hoy y ahora y aquí son la realidad que tengo para ser feliz y hacer felices a los que me rodean, o para lo contrario: para hacerlos infelices. No perdamos el tiempo en quejas y lamentos estériles, porque la vida es así: está sembrada de desgarros, renuncias y separaciones, pero no son malos ni negativos, aunque cuesten.

Que algo nos resulte difícil y penoso, no significa que sea malo, sino que requiere un esfuerzo especial de nosotros mismos y nos puede resultar duro, pero no es malo. Sentir nostalgia de lo anterior tampoco es extraño, ni es malo en sí mismo, lo que es malo es que nos anclemos ahí y ya no avancemos o vayamos arrastrándonos como ánimas en pena, y además desaprovechemos el momento actual para vivir intensamente. Porque lamentarnos por el pasado y dejarnos arrastrar por la nostalgia es estéril y nos saca de la realidad presente, que es de verdad lo único que tenemos.

El presente y sus circunstancias son nuestra única posesión en el tiempo, y hemos de afrontarlo y vivirlo. Hay que coger el toro por los cuernos y torearlo ya, sin lamentos ni demoras, porque me lo juego todo y es lo único que tengo: este tiempo presente para amar y hacer el bien. ¿Aún no hemos caído en la cuenta de que el pasado ya no existe -existió pero no existe- y el futuro tampoco, porque aún no está aquí y ni siquiera sé si voy a poder disponer de él, porque no sé si voy a estar viva mañana?

Centrémonos en el presente y dejémonos de añoranzas. Es bonito que sintamos nostalgia y nos duela el corazón, porque significa que hemos vivido y hemos ido dejando girones de nuestra alma en los lugares y en las personas, creando lazos de cariño y de entrega, y eso es muy hermoso, pero no podemos anclarnos, no podemos detenernos ni dejar de ser felices por añorar el pasado y echar a perder el presente. Hay que luchar… y darlo todo y aprovechar el presente para descubrir todo lo que Dios nos brinda de felicidad ahora, en este presente, y sacarlo a la luz y hacerlo realidad. ¡Cuidadito con las añoranzas y nostalgias excesivas! Eso ya no es sano ni normal: y lo peor es alimentarlas y darles cancha. Acordaos: hacia atrás… ¡ni para coger impulso!

Madre Olga
C.S.C.J
Jesus, Hijo de Dios, ten piedad de mi, pecador
Avatar de Usuario
Maria de Lourdes
 
Mensajes: 5558
Registrado: 01 Feb 2012 20:18


Volver a ORACIÓN Y REFLEXIÓN

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot] y 12 invitados